Cerrar

Carlos Ferrando CEO de Closca: “Tiré el 70% de la inversión del ahorro que teníamos”

Un paseo con Carlos Ferrando

Desde el CEEI vamos a dar un paseo con gente bonita del entorno emprendedor y empresarial

Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Publicado el martes, 12 de noviembre de 2019 a las 06:40

Mostrar ampliado

Carlos Ferrando, CEO Closca

Carlos Ferrando, CEO Closca

Mostrar ampliado

Carlos Ferrando, CEO Closca

Carlos Ferrando, CEO Closca

Mostrar ampliado

Carlos Ferrando, CEO Closca

Carlos Ferrando, CEO Closca

Carlos Ferrando forma parte de ese 5% de personas influyentes que pueden construir un futuro mejor. Son pocos y él lo tiene claro. “Se puede hacer negocio haciendo cosas buenas por los demás. Hacer negocio está bien pero no es suficiente”. Considera que hay que tomar esa responsabilidad y ser corresponsable “es muy egoísta pensar que lo hacemos por nuestro propio beneficio”.

Su punto de vista creativo y su filosofía de vida le han convertido en un gran atractivo. Se define como un ‘disoñador’, estudió ingeniería industrial pero lo que busca es generar impacto positivo en la sociedad. Le apasiona conocer gente que cree en lo que hace, que se cree palanca de cambio y sobre todo, aprender de ellos. De pequeño soñaba con lo que está haciendo y lo sabe porque a los 38 años, limpiando un pupitre que tenía de la comunión, se encontró una libreta con dibujos, inventos y cosas que veía del mundo y que no le gustaban. 

Nos cuenta sereno que hace 5 años tiró el 70% de la inversión del ahorro que tenían de los anteriores cuatro años. Lo que pusieron para fundar Closca. Lo perdieron con cuatro errores nada más empezar. Desde 2014 se dedicó a aprender a ser emprendedor “pensaba que lo sabía pero no lo sabía. Me apunté al  programa Climate kic y ganamos. Me vine a poner la oficina en el Politécnico, me habían hablado fenomenal de Héctor y Luis de Yeeply; de Guillermo y Sunil de Beroomers y de Rubén y Javi de Brave Zebra y me vine aquí para estar cerca de ellos e intentar saber si yo podía ser emprendedor o no”.

“Desde 2014 me dediqué a aprender a ser emprendedor, pensaba que lo sabía pero no”

¿Qué momento ha sido el más difícil?

Fue en 2018. Yo no tengo formación en management y, aunque tenía una visión de negocio, no supe construir un equipo que pudiera acompañarme. El año pasado tuvimos que cambiar el 70% del equipo. Tenía una perspectiva de negocio en un mundo digital, con un equipo más industrial, sin esa ambición que tengo yo. No podía estar negociando con Moleskine y tener un equipo que iba de tienda en tienda, no podíamos escalar. 

Volverías a empezar cambiando…

Si no sabes ejecutar tu visión, la idea no sirve de nada. Closca desde el principio tiene las mismas necesidades que una empresa que factura 5 millones de euros porque tenemos que innovar, desarrollar, patentar, fabricar, importar, exportar, contar la marca, ir a vender… mi equipo intentaba hacer de todo sin tener unas habilidades específicas.

“Lo que hago es buscar cuáles son las misiones que tenemos como humanidad y cómo Closca puede hacer algo”

Háblame de Closca

(Sonríe y se le iluminan los ojos) Closca es una misión de misiones que busca inspirar. Aunque nació en 2013 como el friki que hacía los cascos colapsables. Lo que hago es buscar cuáles son las misiones que tenemos como humanidad y cómo Closca puede hacer algo. Una de ellas es que la movilidad en las ciudades tiene que cambiar y yo quería hacer un icono de la nueva movilidad. Otra es que no podemos consumir tanto plástico de un solo uso. Me voy al mercado del agua y quiero ayudar a la gente a reciclar. Primero, hago una botella como icono y una aplicación. Ahora, estamos haciendo una fuente de agua. Solo sabemos reciclar el 9% de las botellas de un solo uso que consumimos y eso la gente no lo sabe. Hay muchas misiones, Closca se puede meter en muchos retos.

¿Dónde está Closca en este momento?

Closca ha podido construir un equipo con una estructura sólida y ha validado un modelo de negocio en el que podemos capitalizar nuestro propósito de marca única. No conozco ninguna marca en la que su posicionamiento sea actitudinal y que busque inspirar cambio.

"El 91% de las botellas de plástico de 1 solo uso no se reciclan nunca"

Reto

A corto plazo el mayor reto es cómo solucionar que la gente no tire el agua. El 91% de las botellas de plástico de 1 solo uso no se reciclan nunca y esto no lo sabe casi nadie. La App que vamos a lanzar está en fase de validación y es lo más potente que hemos hecho nunca. Estamos llegando a acuerdos para tener una fuente de agua propia. Y eso creo que cerraría nuestra aportación de valor en ese segmento y podríamos ir al siguiente.

¿Qué supone para ti beber agua?

Beber agua es algo que hacemos todos los días y yo lo quiero convertir en un manifiesto. Creo que beber agua de una forma determinada, no solo beberla sino encontrarla y luego transportarla, puede influir en los demás al explicarles en un segundo que “hoy no hace falta tirar plástico para dar un sorbo de agua”.

¿Hablamos de marketing?

Estoy enamorado del propósito. Era algo muy etéreo y lo hemos conseguido bajar. Estamos segmentados digitalmente y, en cambio, las marcas crecen por productos o por servicios. El branding es obsoleto, estoy convencido que tenemos que pasar a un branding actitudinal, las marcas en un futuro no te venderán un producto sino que intentarán aprovechar esa segmentación para apoyar las actitudes

¿Inversores para crecer?

Tenemos que aprovechar la oportunidad de mercado, si quieres impactar en millones de personas, y no en miles, quizá tienes que dar al crecimiento de la marca y al mercado la velocidad que está pidiendo y eso necesita inversores externos.

¿Qué le dirías a un CEO?

Que sepa lo que necesita, que valide mucho. Las palabras experimentación y validación son mágicas. Cuando lo tenga claro que dote de recursos al proyecto.  Muchas veces son recursos económicos para poder tener el equipo necesario y el desarrollo de negocio suficiente. Hemos hecho dos rondas de financiación externa pero no las hicimos hasta que no tuvimos el modelo de negocio validado. Ahora, lo que necesito es darle velocidad. Closca no se conforma con ser una empresa que vende cascos y botellas, Closca quiere generar impacto en millones de personas. Nuestro próximo reto es tener unas oficinas propias posiblemente en New York y un equipo de desarrollo de app en China.

¿Estás bien en Valencia?

Estoy encantado de estar en Valencia. Nos queda mucha curva de aprendizaje pero Valencia es un sitio de apertura y donde la gente quiere ayudar.

“Si somos los que creamos el futuro es muy egoísta pensar que lo tenemos que hacer para nuestro propio beneficio”

¿Algún aspecto que quieras destacar?

Sí. Un mensaje que me gustaría repetir a los emprendedores. Estamos hablando de homo climaticus, el riesgo que tenemos lo vivimos cada año con más realismo. Con 30 años me di cuenta de que era un visionario, con 38 que lo podía ejecutar y me sabe mal que aquellos emprendedores que tenemos las habilidades de poder crear el futuro nos conformemos con crear el futuro para nosotros mismos y para nuestro beneficio. Creo que somos pocos los que tenemos esa capacidad y que tenemos que tomar esa responsabilidad y ser corresponsables de que si somos los que creamos el futuro es muy egoísta pensar que lo tenemos que hacer para nuestro propio beneficio. Tenemos que pensar en los demás.

Me parece clave que tomemos esa responsabilidad porque se puede hacer negocio haciendo cosas buenas para los demás. Hacer negocio está muy bien pero no es suficiente.

 

En este paseo realmente teníamos previstas estas preguntas pero nos hemos liado a andar…

Un libro:

Hay muchos, uno típico ‘HOMOSAPIENS’ y otro más doloroso ‘Homo climaticus. El clima nos hizo humanos’ de José Enrique Campillo, que es una de las cosas que no me deja dormir. Somos el único animal que ha sido capaz de impactar en el clima. 

Un disco:

Me voy renovando, ahora estoy con Jorge Drexler

Una peli:

‘Mediterráneo’ del 91 que empieza con una frase que se encuentra escondida en uno de los productos de Closca. Una frase que habla de la toma de decisiones y dice así:  ‘Escape is the only way to stay alive and keep dreaming‘ (La huida es el único camino para mantenerse vivo y seguir soñando), de Henry Laborit. Esa peli fue la que me hizo atreverme a dejar el trabajo que tenía y a empezar con este proyecto.

Un personaje:

Richard Branson. Y además, pude conocerle en su evento. Fue espectacular y ya están resultando las sinergias.

Una ronda:

Hay dos inversores que a mí me han ayudado mucho: Iñaki Berenguer  y Jaime Carvajal. Iñaki fue el primer inversor. Veía que me faltaba ambición y le pedí que entrara y que nunca me diese una "palmadita en la espalda” sino que me dijera lo que hacía mal. Le pedí que me inyectara esa ambición que él tenía. La ambición es buena. En castellano nos hemos cargado algunas palabras como ambición o humildad, ambición suena a déspota, lujo o poder pero, para mí, ambición es saber que no tienes límites y humildad, que suena a sentirse inferior pero es saber qué haces mal para poder aprender. Ambición es saber que no tienes límites.

"Ambición y humildad, ambas palabras en castellano nos inspiran conformismo y no me gusta nada"

Un CEO

No lo sé. Muchos porque me encanta conocer gente y de cada uno me llevo lo mejor. Aquí en Valencia me gusta mucho Víctor Carrasco de Viccarbe.

La mejor decisión que has tomado a nivel profesional…

Crear Closca. A nivel personal… encontrarme a mí mismo. ¿Sabes cómo lo hice? con 30 años estaba en depresión. Había trabajado en seis empresas diferentes y había decidido irme a trabajar a la naranja porque había decidido que mi problema era que no me gustaba trabajar. Trabajaba en empresas que no tenían propósito y eso es un mensaje “si no tienes un propósito que está por encima, tu misión es el euro partido ahora, ese ratio no es un motivo suficiente para encontrar tu camino de vida”. A los 30 años había decidido que lo dejaba todo y que me iba a leer, a dibujar y a trabajar a la naranja (mi familia viene  en un pueblo de 1.200 habitantes que viven de la naranja). Y mi pareja me convenció de ir a un coach y hice un proceso de introspectiva de tres meses y me di cuenta “que a mí lo que me gustaba era intentar influir positivamente en los demás”. Cuando me encontré la libreta con 38 años pensé que yo a los 10 sabía lo que quería ser pero me olvidé desde los 11 hasta los 30 años. 

Una comida

Salmorejo cordobés.

¿Algún restaurante?

Sin duda Bernd H. Knöller del Riff.

Un sitio para reunirme

Wayco.

¿Con quién te tomarías un café?

Contigo ;)

¿Y un vermut?

Con mucha gente, me gusta aprender de los demás.

Un off the record con...

Con los que mueven los hilos de la economía.

5
visitas hoy 4 · visitas total 1.827

Usuario: TeresaDomenech

Empresa: Centro Europeo de Empresas Innovadoras Valencia (CEEI Valencia)

Canal: CEEI Valencia

Fecha publicación: 12/11/2019 06:40

Url: http://ceeivalencia.emprenemjunts.es/?op=8&n=20140

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar